LA GUÍA EMOCIONAL

Tu cuerpo escucha todo lo que tu mente dice. Tu conversación interna, cada pensamiento que tienes produce un efecto en tu cuerpo.

Las emociones son, sin duda, la mejor guía para ser conscientes de si aquello que estás pensando está en armonía con lo que quieres. Por ello, no hay nada más rápido y efectivo para que cada día fluya, que sentirnos bien en todo momento. Actuar desde el disfrute.

Para ello, la herramienta más eficaz es la de mantener nuestra atención en cada actividad que realizamos en cada instante. Concentrar toda nuestra atención en cada interacción, en cada una de las cosas que hacemos. Cuando estamos en el presente no hay emoción, porque no hay mente. Es decir, nuestros pensamientos no están en el futuro (ansiedad) ni en el pasado (tristeza). Simplemente estamos. Simplemente somos. No interpretamos. Los juicios de la mente quedan a un lado, y las acciones transcurren de manera natural y fluida.

Estate presente. Mantente positivo. Alinéate con quien eres.

Photo by Joshua Earle