RELACIONES DE PAREJA

¿Cuánto tiempo dura el enamoramiento?, ¿por qué se acaba ese periodo? Aprender a amar desde el amor incondicional a la pareja, para poder amar incondicionalmente a todo lo demás.

Cuando conocemos a alguien por quien sentimos atracción, esos primeros momentos son grandiosos. Nos sentimos genial, expansivos y tenemos una energía vital fuera de lo común. Nuestro cuerpo físico lo expresa: estamos más guapos y siempre de buen humor.

La clave de ese momento es que aceptamos al otro tal y como es. No nos relacionamos desde el juicio, ni esperamos de esa persona satisfaga nuestras necesidades internas. Eso suele venir después, justo en el momento en que el enamoramiento va a dando paso a otro tipo de relación.

Cuando caemos en la necesidad, en la dependencia (bien sea a través del rol del sumiso o del tirano), estamos no aceptando al otro al 100%. No estamos permitiéndole SER. Con todas las implicaciones que tenga. Cuando nos sentimos tristes o enfadados con la pareja, realmente lo que se esconde en nuestro interior es sólo que nuestras emociones nos están indicando que nos hemos desviado del camino. Que eso no es amor incondicional, sino condicionado. Que amamos si satisfacen nuestros deseos, y sino retiramos el amor provisionalmente y lo transformamos en discusiones.

¿Qué es el amor incondicional? El amor sin condiciones. El amor real no puede amar y odiar a ratos. Eso no es amor. Eso es necesidad de que alguien ajeno satisfaga lo que sólo me puedo dar yo mismo.

¿Qué sucede cuando tomamos conciencia de esto? Que a partir de este momento tenemos la oportunidad de elegir. Elegir vivir desde el sufrimiento, el apego o la lucha, o elegir comenzar a entrenarnos en el arte del SER, del crecimiento personal. De pasar por un proceso en el que gradualmente iré aprendiendo a amarme y a respetarme a mí mismo/a, y así aprender a amar sin pedir, sin demandar, sin exigir.

A amar para dar.

Photo by Charlie Foster